jueves, 12 de mayo de 2016

Helena [25-04-2016]


Todo cobra sentido si pronuncio tu nombre.

Poco a poco te elevas a las alas del mundo,
y poco a poco reinas en mi orgullo discreto.

Lentamente, tu certeza se olvida
de todas las ausencias que rasgan mi memoria,
y emociona mis canas
cada abril de dieciocho que ríe por tu cintura.

Fragilidad de mapas en la mano del tiempo.

De las vidas posibles que confirman la mía,
que me toman la sangre y me la expanden,
la tuya es la primera,
la que no se detiene,
la que siempre será mi desenlace.

Si pronuncio tu nombre todo cobra sentido,
todo cumple la inercia de esa mitad de mí
que en ti se justifica.

__________

Helena, mi primogénita, cumplió el otro día sus dieciocho años. Hacía demasiado tiempo que no me emocionaba tanto escribiendo unos versos, que no escribía unos versos tan sentidos. Disfruté de un éxtasis paradójico, de un algo que me trascendía como hombre. Creí que tocaba con la punta de los dedos mi trocito de techo literario, mi cielo poético, mi gloria.

4 comentarios:

  1. Enhorabuena. Quizá el ritmo del verso cuatro es mejorable, sin cambiar más que el orden(lentamente, se olvida tu certeza; tu certeza se olvida, lentamente).

    ResponderEliminar
  2. Pues muchas gracias. Ya lo estoy considerando. Salud!

    ResponderEliminar
  3. He vuelto a leer el poema. Me gusta. Sin embargo no entiendo lo que quieren decir los versos 6 y 7. No sé si "abril" se refiera a años (18 abriles) o al mes propiamente. De ser en el primer sentido, quizá funcionara mejor algo del tipo "cada abril -ya 18- que ríe por tu cintura".

    Perdón por la osadía y salud.

    El mismo anónimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son años: los 18 que cumplía mi hija cuando le escribí el poema.
      Tu variante es bastante factible, y respeta la métrica y hasta el ritmo (salvo que el "ya" no consigo ligarlo con "abril", no me suena igual que el "de"); aunque estoy de acuerdo en que aclara las posibles dudas en cuanto al significado de esos versos.
      Cuando escribimos (sobre todo poesía) nos dejamos llevar por una inercia, por un no sé qué intuitivo que nos arrastra. Modificar luego lo más mínimo cuesta horrores, como si ya todo en nosotros se hubiera acostumbrado a la primera opción.
      Lo tendré muy en cuenta.
      Gracias.
      Salud!

      Eliminar